jueves 8 de noviembre de 2012

FUNERAL POR LOS SACERDOTES DIFUNTOS DE LA PARROQUIA (ARCIPRESTAZGO, CONGREGACIÓN, DIÓCESIS)

morado

Misa: misal, págs. 1018 (B). Pref. IV de difuntos

Lecturas: Lecc. VIII, págs. 364 (3), 356 (5), 373 (2)

Rm. 14,7-9.10c-12 En la vida y en la muerte somos del Señor

Sal. 62 Mi alma está sedienta de ti, mi Dios

Mt. 11, 25-30 Venid a mí, y yo os aliviaré

Monición: (Leída por un laico). Hace una semana conmemoramos a todos los fieles difuntos. En este Jueves Sacerdotal oficiamos un funeral por (N.N.N.) los sacerdotes de nuestra parroquia (orden, comunidad, congregación, diócesis) recientemente fallecidos. Con un corazón lleno de agradecimiento por su ministerio entre nosotros, pedimos al Señor perdone sus pecados y reciba con amor a quienes estuvieron configurados con Cristo y consagraron su vida al servicio de la Iglesia.

Oración de los fieles: Farnes. Roguemos al Señor. Pág. 546.

Oremos, hermanos, a Dios todopoderoso y pidámosle que escuche nuestras oraciones y acoja en la asamblea de los santos a nuestros hermanos que mientras vivieron en la tierra dedicaron su vida al servicio de la Iglesia (y de nuestra comunidad).

–   Para que el Señor, que escogió a nuestros hermanos (N.N.) como pastores de nuestra comunidad los cuente ahora entre sus siervos prudentes y fieles. Roguemos al Señor.

–   Para que quienes presidían nuestras asambleas aquí en la tierra, acompañados ahora de aquellos que apacentaron a la grey del Señor y que los han precedido en las moradas eternas, celebren a su Señor en la Asamblea festiva de los elegidos. Roguemos al Señor.

–   Para que quienes consagraron su vida a anunciar el Evangelio de Cristo a los fieles gocen ahora contemplando cara a cara aquella misma verdad en la que creyeron y predicaron a los hermanos. Roguemos al Señor.

– Para que este Año Sacerdotal, los que han recibido la llamada del Señor a apacentar su grey, vivan su ministerio con solicitud pastoral y fidelidad evangélica. Roguemos al Señor.

–   Para que el Señor mire bondadosamente a nuestra comunidad, nos conceda mantenernos firmes en la fe apostólica, en plena comunión con nuestros pastores, y quiera librar al mundo de todos los males. Roguemos al Señor.

Escucha, Señor, con piedad, las oraciones que te dirigimos por tus sacerdotes difuntos, a quienes mientras vivían en la tierra encomendaste la misión de representar a Jesucristo en la asamblea de los fieles, haz que ahora sean reconocidos por el Pastor Supremo y consigan el premio de los siervos fieles. Por Jesucristo nuestro Señor.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: